La rakija

Publicado por

La rakija es un licor similar al brandy, obtenido por destilación de frutas fermentadas. El contenido en alcohol depende del tipo de destilación, siendo alrededor de 40% en marcas comerciales, pudiendo encontrarse hasta de 60% producido en pequeñas destilerías.

La SLJIVOVICA es el rakija más habitual en Croacia, obtenida a partir de ciruelas.  Otras frutas de las que puede destilarse rakija incluyen: melocotónes, peras, albaricoques, manzanas, higos o membrillos.

La rakija puede mezclarse después de su destilación con otros ingredientes como miel, cerezas amargas, nueces o distintas hierbas aromáticas.
Normalmente es incolora, salvo que se le añadan hierbas u otros ingredientes que le den color. Algunos tipos de rakija se guardan en barriles de madera (de roble o cerezo) obteniéndose una bebida más aromática y con colores dorados.

En Croacia, la travarica (rakija de hierbas) se sirve antes de comenzar una comida que se prevé copiosa, a veces acompañada con higos secos.
En la costa croata del Adriático existe gran variedad de grapas realizadas con diversas hierbas, algunas de ellas típicas de una sola isla o grupo de islas:

  • La Isla de Hvar es conocida por su grapa a la que se le ha añadido mirra, conocida como mrtina (amarga y de color marrón oscuro).
  • En la isla de Korcula y en la cercana ciudad de Dubrovnik puede encontrarse una rakija con anís conocida como aniseta.
  • En la zona central de Dalmacia se produce una grapa con nueces, orahovica, que se sirve con galletitas e higos secos. Durante el verano es habitual encontrar grandes jarras de cristal llenas de grapa y nueces en los balcones, porque el proceso de producción de la orahovica requiere su exposición al sol.
  • En la zona norte de la costa adriática (Istria) la rakija se hace con miel o con muérdago.

Stella Hubmayer