Presentación de los croatas en Argentina

Publicado por

Para describir a los croatas de Argentina, hemos entrevistado a Cristian Šprljan, licenciado en Comunicación Social. Agradecemos especialmente la foto inédita del año 1923 que le fue donada a Cristian por el Archivo Estatal Croata y que generosamente nos compartió.

La foto forma parte de la muestra fotográfica
“Historia de la Inmigración Croata en la Argentina”,  
y fue donada por el Archivo Estatal Croata.

Aproximadamente, ¿cuándo llegaron los croatas a su país?
Las corrientes migratorias croatas en Argentina se dividen en tres períodos, siendo las dos primeras similares y la tercera tiene diferencias significativas con las dos anteriores.
El primer período abarca desde 1870 hasta 1914, y quienes lo componían emigraban con una motivación económica, y buscando un mejor horizonte. A la llamada primera corriente, a quien se los llamaba equivocadamente en Argentina austriacos, o austro-húngaros(por su pasaporte), se encontraban los primeros croatas que comenzaron a regar con su sudor esta tierra y a dejar testimonio de su tesón. Esta migración se radicó tanto en Buenos Aires como en los confines más australes de la Patagonia, Cuyo y la región central de Córdoba y SantaFe.
El segundo período data de 1918 a 1939. Luego de la Primera Guerra Mundial, la pobreza y la presión política del Reino de Yugoslavia empujó nuevamente a los croatas a emigrar. Dalmacia siguió siendo la región con más emigrantes, aunque se le sumaron importantes contingentes de Istria y Herzegovina. Estos inmigrantes llegaron con pasaportes del Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos hasta 1928, luego con el del Reino de Yugoslavia y en el caso de los instrianos con pasaporte del Reino de Italia. Esta migración se distribuyó geográficamente por todo el país, tanto en las zonas agropecuarias como en los grandes centros urbanos. A estos inmigrantes se los llamaba “Viejos Inmigrantes” (starosjedioci), y a la inmigración en sí, como “Económica”.
La tercera corriente fue el resultado del fin de la Segunda Guerra Mundial. Emigrados políticos contrarios al régimen Comunista de Tito y a la supremacía Serbia fueron llegando hasta mediados de los ’60. Esta migración poseía en conjunto una mayor preparación intelectual que la de las inmigraciones económicas precedentes y una conciencia política e identitaria croata bien definida. Muchos de ellos llegaron al país con pasaporte de la Cruz Roja Internacional. Este grupo se afincó en Capital Federal y zonas norte y oeste del Gran Buenos Aires, y zonas urbanas de Córdoba, Mendoza y San Juan principalmente.

¿Qué cantidad de croatas se calcula que hay y en qué ciudades se encuentran?
En líneas generales se planteaba que hasta antes de la Segunda Guerra Mundial habían arribado unos 130.000 y luego de la guerra unos 20.000. En resumen se hablaba de 150.000 croatas que llegaron a la Argentina. Como bien dice Marko Sinovcic en su libro “Hrvati u Argenini i Njihov Doprinost Hrvatskoj Kulturi” (Los croatas en Argentina y su contribución a la cultura croata) todas las estimaciones referidas a la cantidad de croatas arribados al país eran realizadas sin un sustento estadístico.
En 1967, en la ciudad de Zagreb y por intermedio de Matica Hrvatska, Veceslav Holjevac publica su libro “Hrvati Izvan Domovine” (Los croatas fuera de la patria). En él, además de realizar un estudio sobre los emigrantes croatas de todo el mundo, presentando estadísticas al respecto. Según Holjevac en el período 1923 – 1933 ingresaron a la Argentina 39.900 croatas.
En el trabajo “Una aproximación estadística de la inmigración croata a la República Argentina” presentado en la“Segunda Conferencia Internacional de Estudios Croata – Zagreb 2011” y en el “Encuentro Internacional Científico Prof sional Migración e identidad: economía, cultura y Estado- Osijek 2018”, se estima que el número sería cercano a los 70.000 inmigrantes croatas en un período de 1880 a 1950. Esta cantidad, lejos de disminuir la importancia de la inmigración croata la ubica en su justo lugar. Comparando con las estadísticas argentinas en los años que se analizó la muestra, los croatas serían el 8º grupo migratorio en importancia dentro de la centuria 1850 – 1950. En primer lugar Italianos y españoles; luego franceses, polacos, rusos (que toma a varias nacionalidades como los lituanos, ucranianos, etc), turcos (que hasta principios del siglo XX tomaba también a sirios, libaneses y palestinos) y alemanes.
Con esta información, podemos estimar que los descendientes de croatas, (muchos ya de tercera o cuarta generación) llegarían a contar con aproximadamente 500.000 personas.
En cuanto a su lugar de radicación podemos decir que los croatas se encuentran distribuidos lo largo y ancho de la Argentina. Principalmente se han afincado en Capital Federal y gran Buenos Aires, en ciudades bonaerenses como Salto, Baradero, Pergamino, El Socorro, Mar del Plata y Bahía Blanca; en la provincia de Santa Fe enRosario, Santa Fe, Chovet, Villa Mugeta, Arequito, Acebal, Chabas y Peyrano; en Córdoba, en su capital, Malagueño, La Carlota, Guatimozin, y Arias; en el Chaco en Resistencia y Roque Saenz Peña; y en ciudades tales como Mendoza, San Juan, Iguazú, Bariloche, Villa Regina, Paraná, Rio Gallegos y Rio Grande de Tierra del Fuego.

Visita de la sra Kolinda Grabar Kitarovic a la Argentina
Marzo 2018


Aproximadamente, ¿qué porcentaje de descendientes de croatas de su país habla el idioma croata?
Es difícil hablar del idioma croata en la Argentina, porque no tenemos como medirlo. Pero si podemos inferir, debido al conocimiento de nuestra colectividad lo siguiente:
Los descendientes de inmigrantes croatas que llegaron después de la Segunda Guerra Mundial han conservado mejor el idioma que los que llegaron previamente. Esto se debe a que esta migración tenía la necesidad de mantener una identidad ante una nación que consideraban absorbida por Yugoslavia. También se mantuvo el idioma en los pueblos del interior donde había comunidades croatas llegadas en el período de entreguerra, que al formar un grupo homogéneo, se hablaba en croata tanto entre familiares como con otros coterráneos a quien se visitaba a menudo, sobre todo los domingos.
Lo destacable es que a lo largo de la Argentina se dicta el idioma croata y es una de las actividades más concurridas de la colectividad. Importante es también que son muchos nietos o bisnietos, que no conocieron a su antepasado croata, quienes se acercan para aprender y volver a retomar el idioma que trajeron sus antepasados. ´


Según su experiencia, ¿qué es lo que hace que los descendientes de croatas de su país se reúnan?
La necesidad de conservar y transmitir las tradiciones croatas, dio como resultado la creación de instituciones que se erigieron en las ciudades o provincia en toda la Argentina. La música en todas sus expresiones, la danza, la gastronomía, la religión, el deporte, o simplemente café de por medio, son la excusa que necesitamos. Reunirnos y compartir el recuerdo de nuestros antepasados o proyectar el de nuestros descendientes con el fin de mantener la llama del “Espíritu Croata” es nuestro deseo.
La magnífica actuación de la Selección Masculina de Fútbol, en el último Campeonato Mundial FIFA de Rusia 2018, generó que los croatas y sus descendientes buscaran reunirse en todos estos centros, hogares, instituciones o simplemente una casa donde compartimos el orgullo de volver a ver a Croacia representada tan espléndidamente.

Entrevista realizada por Stella Hubmayer

Cristian Šprljan
Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Nacional de Córdoba.
El trabajo de tesis final se tituló “Historia de la Inmigración Croata de Córdoba”.
Curador la exposición de fotos “Historia de la Inmigración Croata en Argentina”